Me llamo Rojo by Pamuk, Orhan

By Pamuk, Orhan

Show description

Read or Download Me llamo Rojo PDF

Best middle eastern books

The Muslim Revolt: A Journey Through Political Islam (Columbia Hurst)

"We pay a excessive cost after we fail to appreciate Islam," writes Roger Hardy during this well timed consultant. Designed for readers of all backgrounds, this ebook demystifies the phenomenon of Islamism and the forces that force it, situating the circulate inside of a clarifying historical past that perspectives Islamism, for the final 200 years, because the manufactured from a warfare opposed to Western domination and on account of the disappointments of modernization.

Okakura Tenshin and Pan-Asianism: Shadows of the Past

This quantity explores 4 key topics emanating from Okakura Tenshin's philosophy and legacy: Okakura Tenshin and the perfect of Pan-Asianism; different kinds of Pan-Asianism (especially Islam and China); paintings and Asia; and, methods of defining Asia (up to the current day). Okakura Tenshin (1862-1913), paintings historian and ideologue pushed via a proposal of Asia sure through tradition, is an important determine in Japan's glossy highbrow background.

Additional resources for Me llamo Rojo

Example text

Qué es lo que quieres enseñarme aquí a estas horas? —Allí hay un pozo y doce pasos más allá está enterrado el dinero que llevo años ahorrando —le dije—. Si no le dices a nadie lo que te he contado, tanto el señor Tío como yo sabremos recompensarte. —Así que admites que sabías desde el principio lo que estabas haciendo… —replicó agitado. —Sí —le mentí por pura desesperación. —¿Sabes que la pintura que estáis haciendo es un gran pecado? —dijo inocentemente—. Una blasfemia a la que nadie se atrevería, una herejía.

Además, los cafés son lugares donde los concupiscentes y los ricos que buscan el placer se sientan codo con codo y donde se realizan todo tipo de inmoralidades, así que habría que cerrar los cafés antes incluso que los monasterios. ¿Tiene el pobre dinero para pagarse un café? La gente va a los cafés, se embriaga con café, pierde la medida de tal manera que escucha a perros creyendo en serio lo que dicen; pero perro es el que blasfema contra mí y nuestra religión. Todo eso decía el maestro Husret.

Le explicaba cómo, mientras todos pintaban a Mecnun en el desierto en un estado horrible, enloquecido de amor por Leyla, el gran maestro Behzat lo había pintado de forma que pareciera aún más solitario introduciéndolo en medio de una multitud de mujeres que caminaban por entre las tiendas de un campamento, que cocinaban o que intentaban que prendieran las hogueras soplando los leños. Le contaba lo ridículo que resultaba el hecho de que la mayoría de los ilustradores que pintaban el momento en que Hüsrev ve a Şirin bañándose desnuda en el lago a medianoche no hubieran leído el poema de Nizami e iluminaran los caballos y las ropas de los amantes con los primeros colores que se les pasaban por la cabeza y le explicaba que a un ilustrador que tomaba el pincel sin haber tenido el interés de leerse con cuidado y buen juicio el texto que iba a pintar, no le movía otra cosa que el dinero.

Download PDF sample

Rated 4.15 of 5 – based on 6 votes